LA NIEVE EN MERIDA

|

Desde época muy antigua se conoce el uso de la nieva, utilizada como conservante para ciertos alimentos o para mantener bebidas frescas. La nieve que se produce de forma natural se recogía y almacenada en los llamados pozos de nieve o neveras. Podían ser subterráneas o incluso de superficie. De este modo, la nieva se mantenía en los meses de invierno gracias a las bajas temperaturas. Esos posibles pozos de nieve se hubieran llenado el domingo 10/01 debido a la gran nevada caída, no vista con tanta intensidad por estas tierras desde hace más de 15 años. Si los Dioses Romanos levantaran la cabeza y vieran sus monumentos nevados. Seguidamente podemos ver los monumentos romanos cubiertos de "blanco".


























Fuente Fotos (Teatro, Anfiteatro, Puente, Acueducto): Juan Ramón Martín Rodríguez

13 comentarios:

Isabel Romana dijo...

¡Espectacular! Y las fotos que has sacado son preciosas. ¿Sabes lo que pienso a veces? Que de haber nacido en época romana no habría sobrevivido, porque soy una friolera tremenda... Cada vez que bajan las temperaturas y pienso en cómo debían pasarlo aquellos pobres de la antigüedad, me entran tiritonas.
Disfruta de este maravilloso espectáculo de la nieve, pero abrigadito. Besos.

ANRAFERA dijo...

Buen artículo y muy buenas tomas fotográficas. Saludos.

granargaceño dijo...

Hola paisano, si ya de por sí las imágenes de Mérida son preciosas, con nieve les da un punto más impresionante y de una belleza espectacular. Preciosas tus fotos y envidia me das de no haber podido verlo en el sitio, pero tus fotos me han transportado allí.
Un saludo.

AugustaEmerita dijo...

Que tal estás Isabel. Ya ves, aquí con nieve. Como si fuéramos niños, en la calle. Una alegría de estas no viene mal de vez en cuando.
Saludos.

AugustaEmerita dijo...

Gracias Ramón. Hay algunas fotos que me las ha pasado un conocido. El nombre está al final del post. Me imagino que con tus conocimientos de retoque podrías poner el teatro cubierto al completo de nieve.

Saludos

AugustaEmerita dijo...

Buenas paisano. ¿Que tal te encuentras con estos fríos?. Ahora tenemos temporal de lluvia y cuando cae no para. Saludos para vosotros.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

!qué bellaza algo fuera de lo normal! dentro de lo que cabe.
!Salves! de una de BÀRCINO.
Es muuuy curioso, yo escribí un capítulo de la novela sobre Quinto, en el cual salen a relucir los sorbetes romanos y la nieve en las pozas...qué curioso !voto al Genio de EMERITA! Augusta. Estuve por vez cuarta en la capital de la Lusitania romana, hace dos años y ya deseo volver
!AVES!

AugustaEmerita dijo...

Bona tarda, Iulia Augusta Faventia Paterna Barcino. Gracias por pasarte por aquí. Me gustaría echar un vistazo a ese capítulo. Si me dejas la dirección lo veo.

Saludos.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

!Aves! es un placer darte esa información, pero...ayyy por las Furias, resulta que tendrás que entrar en mi blog e ir a "entradas antíguas", allí encontrarás ese capítulo titulado; tema NEVERA " Los sorbetes asesinos", con foto de nieve y frutos silvestres. Amigo, que Fortuna te sonría, y espero que no te cause mucho transtorno llegar a él, y de paso !èvoe! te doy la bienvenida a mi blog romano neurasténico:

http.//nataliasenmarti.blogspot.com

Si lo lees me dices algo ¿vale? tu opinión me importa por ser del gremio romanil. Bones tardes et desitjo en companya de les Muses. VALE.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Augusto emeritense, !Aves! bienvenido a mi blog. Me alegra lo que dices del hielo y de Mitra, me cae bien.
Ya ves que soy peliculera de todos los géneros y colores ¿has visto Avatar? no sé si verla, me dicen que el argumento ha salido de un cerebro plano, infantil a topes, pero el 3D es lo nunca visto. !Salves! hasta pronto, saludos del Quinto pino andorrano.
Una pregunta ¿leíste el relato de los "sorbetes" que te envié por correo? Ese es el bueno, lo he retocado, el que consta en el blog ahora no es el correcto. VALE

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

De Paterna Bàrcino fue Santa Eulalia, idéntica a la de Merida en todo, niña que se presentó ante el magistrado Daciano con similar valor y sufrió suplícios increibles, muriendo el 304 d.C. o 1057 A.V.C. cuando Diocleiano César. Su alma subió a los cielos en forma de blanca paloma, alegoría muy frecuente, al ver la nieve de Merida he leído la história de Eulalia emeritense, !aves a las dos!
La entrada sobre el monumento funerario del legionario de la VII Gémina, me impulsa, amigo a enviarte unas fotos de legionarios de esa Legión, Tàrraco Viva, a ver si son de tu agrado.!Salves!

obiwan1977 dijo...

¡Impresionante! Y gracias por los apuntes sobre la nieva, no lo conocía.

Un saludo desde Brevemente.

AugustaEmerita dijo...

Gracias Obiwan1977.

Saludos.

 

©2009 MERIDA ROMANA | Template Blue by TNB